Noticias

Emite SEGOB Declaratoria de Emergencia


La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación emitió hoy una Declaratoria de Emergencia para el municipio de Pánuco, del estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, por la presencia de lluvia severa, vientos fuertes y granizada severa ocurridos los días 23 y 24 de mayo de 2017.

De acuerdo con el Presidente de Pánuco, Ricardo García Escalante la respuesta inmediata del Gobernador del Estado, Lic. Miguel Ángel Yunes Linares para otorgar auxilio a las familias afectadas y solicitar el levantamiento para conocer los daños ocasionados por el fenómeno meteorológico fue crucial, ya que dispuso personal de la Secretaría de Protección Civil en el estado para realizar un análisis de daños y las necesidades más apremiantes de las familias afectadas.

El director de la Unidad Municipal de Protección Civil, Juan Antonio Barceló Pérez, informó que tras los embates ocasionados por las turbonadas que provocaron estragos e incertidumbre en la población más vulnerable, se cumplió con la recaudación de evidencias tanto en zona urbana como rural como lo marcan las reglas y normatividad, cumpliendo en tiempo y forma ante la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación.

A partir de esta Declaratoria, solicitada por el gobierno estatal, las autoridades contarán con recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de la población afectada.

Con esta acción se activan los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (FONDEN) por lo que se espera que en breve el municipio cuente con el apoyo para su entrega a las familias afectadas.

Pánuco fue sorprendido por turbonadas con una línea de tormentas organizadas que impactaron con violentas rachas de viento y actividad eléctrica. A esta situación se sumó el choque de temperatura por el desplazamiento del sistema frontal No. 58 que provocó la fuerte granizada seguida de la llegada del frente frío No. 49.

El evento, que tuvo una duración de más de 30 minutos bastó para generar daños parciales y totales en casas, techumbres de lámina, estructuras metálicas y de madera, portones, muros y estructura, domos de instituciones educativas, ventanales, comercios, anuncios espectaculares, árboles derribados, automóviles, tendidos de energía eléctrica, electrodomésticos y pertenencias de cientos de habitantes que fueron sorprendidos por la fuerte lluvia y los vientos.